Evacuatorios Públicos

lunes, 5 de octubre de 2009

Tratamos hoy un tema algo escatológico como son los evacuatorios públicos mas comúnmente conocidos por urinarios [1].

Estas instalaciones, hoy desaparecidas, estaban repartidas por diversas plazas del centro de Madrid y cumplían una misión higiénica ante la presencia de un “apretón” de micción o de deposición en una época donde yendo por la calle había pocas alternativas, y aunque los caballeros siempre tenían la oportunidad de entrar en una taberna para solventar el apuro, esta posibilidad estaba totalmente vedada a las señoras pues hasta no hace muchos años estaba muy mal visto que entraran solas en bares o cafeterías. Pero parece que la opción de usar las tascas no era la única utilizada por los caballeros pues era frecuente encontrar pintado en las tapias “Prohibido hacer aguas bajo multa de 5 pesetas” [2] lo que junto con otro muy habitual de “Prohibido escupir” existente en muchos lugares y medios de transporte nos da idea de la total ausencia de cultura higiénica.



Puerta del Sol - Entre 1920 y 1924.

Recordamos que existieron urinarios en ambos extremos de la Puerta del Sol, Tirso de Molina, Tribunal, Bilbao, San Millán, Retiro, Lavapiés, y en otros muchos lugares que ahora no nos vienen a la memoria pero que agradeceríamos nos ayudaran a ello nuestros amigos lectores, relacionados en anexo final. Su presencia en la zona en lugar de ser un incomodo para los comerciantes, era todo lo contrario pues proporcionaba un flujo de viandantes que podían ser potenciales clientes de sus establecimientos. No debemos olvidar que los vecinos de las casas antiguas de Madrid, como las corralas donde los servicios eran comunes, utilizaban muy a menudo los evacuatorios públicos cuando los de sus edificios estaban ocupados.

Boca del metro de Lavapiés y el acceso a los evacuatorios detrás.

Todos estaban instalados en el subsuelo, separados por sexos, aunque algunos tenían el puesto de control común donde estaba la persona encargada de la limpieza periódica de los aseos que generalmente solía ser una mujer. Se accedía a ellos a través de unas escaleras estrechas del ancho suficiente para permitir subir y bajar a la vez que tenían en la barandilla de entrada los rótulos de Caballeros y Señoras, similares en tamaño y forma a las dos bocas de metro que hubo en tiempos en Tribunal en el lado de San Vicente Ferrer [3] o las actuales de Noviciado en la calle de San Bernardo, una junto a Reyes y otra junto a Noviciado. Los accesos a los de San Millán tenían la particularidad de ser en curva y hoy una pequeña diferencia en el acerado indica el lugar donde estuvo uno de ellos.

Boca de metro de Noviciado

Los urinarios tanto de caballeros como de señoras, tenían escrito detrás de las puertas todo tipo de mensajes, generalmente políticos en aquel tiempo, que los encargados del local se afanaban en borrar y además en el de caballeros había encima de los fusómetros un cartel con la indicación “Prohibida la permanencia en este lugar”, algo que para los que éramos pequeños nos resultaba incomprensible.

Puerta del Sol. Foto hecha entre Abril de 1924 y finales de 1928.

Tenían un cierto trato discriminatorio pues los hombres después de haberlo utilizado salían tal cual pero las mujeres habían de dejar en el platillo de la encargada “la voluntad”, algo que no era obligatorio pero casi..., pues estaban mal vistas aquellas que no lo hacían e incluso eran advertidas por si se les había olvidado. Había las que por carecer de calderilla en ese momento aguantaban las ganas de utilizarlo para no tener que pasar por el “mal trago” de salir sin dejar nada.


Su desaparición causó un perjuicio a los madrileños que los utilizaba “como Dios manda” pues se alegó que estaban convirtiéndose en lugar de encuentros y mirones, sitio para toxicómanos o guaridas para que los carteristas se deshicieran de pruebas; y tuvo como beneficio colateral el ahorro del pago de nóminas, que quizá fuera el verdadero motivo.

Puerta del Sol. Años cincuenta.

Cuando la necesidad aprieta no queda ahora mas remedio que entrar en un establecimiento hostelero, con un nivel de limpieza diferente, obligándose uno a tener que hacer una consumición aunque no le apetezca[4]. Los abusos de quienes los usan sin hacer gasto ha llevado a los bares a poner carteles del estilo de “Pida la llave en la barra”, “Los servicios son para uso de nuestros clientes”[5], etc. Por otra parte, los grandes almacenes utilizados muchas veces también para este menester, han suprimido los de la planta baja para hacer mayor el recorrido por su interior y así dar mas opciones a comprar algo.


Como contrapunto a la desaparición de los urinarios estables han aparecido los portátiles que se instalan en eventos al aire libre como verbenas, conciertos, etc., lo cual es de agradecer aunque por su estado muchas veces no den ganas de entrar...



Autor: José Manuel Seseña.
En este blog también colaboran: Angel Caldito y Ricardo Márquez.

Anexo:

Con los datos que poseemos y las aportaciones de nuestros lectores hemos confeccionado la siguiente relación de evacuatorios de los que conocemos su existencia, abierta a nuevas incorporaciones.
Bilbao, en la glorieta
Chueca, en la plaza por el lado de Gravina
Cibeles, en el lado del Paseo del Prado
Lavapies, en la plaza
Olavide, en la plaza
Puerta del Sol, lado Alcalá
Puerta del Sol, lado Mayor
Retiro, en el parque cerca del estanque
San Millán, esquina a Maldonadas
Santa Bárbara, en la plaza, donde la librería
Tirso de Molina, entre Duque de Alba y Jesús y María
Tribunal, en Barceló

Notas:
[1] En algunos lugares son denominados por el discreto nombre de balnearios.
[2] Durante muchos años estuvo esta indicación en la calle Sierpe esquina a Humilladero, obviamente sin actualizar el importe de la multa.
“Hacer aguas” es una frase que está desuso y que hoy al oírla la consideraríamos cursi pero que antaño era corriente para decir que se iba al servicio, por ejemplo en los colegios que al no haber recreo había que pedir permiso en medio de la clase levantando la mano diciéndole al maestro ¿Puedo ir a hacer las aguas?
[3] Este acceso está remodelado con una sola boca de metro pero mas ancha después de haberse abierto el de Barceló que cuenta con escaleras mecánicas.
[4] Hay algunos establecimientos muy preocupados por el perfecto estado de revista de sus aseos que nos recuerdan que los dejemos como nos gustaría encontrarlos o también que no dejemos huella de nuestro paso.
[5] Este rótulo es muy habitual en la zona donde se genera un intenso movimiento de viandantes como pueden ser estaciones de tren o autobús.

20 comentarios :

El ángel de Olavide 5 de octubre de 2009, 23:28  

Bravo Ricardo por traer a la crónica ese aspecto tan poco conocido de la vida en nuestro Madrid. Tengo un recuerdo bastante cercano de los urinarios del Retiro. Incluso creia que estos seguian abiertos. Tambien recuerdo los de la glorieta de Bilbao y los de la plaza de Olavide de los que ya no queda memoria física pues fueron tapiados y cegados con la última reforma.
No se que pasó con los de monedas. Habia una leyenda urbana que decía que en algunas ocasiones fallaba el sistema automático de limpieza y que algún usuario resultó ahogado por el torbellino de agua con el que se limpiaban.
Sigue siendo bastante común ver a algun que otro anciano prostático aliviarse entre los huecos de los coches aparcados. Que decir del espectáculo nocturno de los botellones y de los correspondientes campeonatos de quien llega mas lejos. Cosas de una ciudad que cada vez huele mas a pis.
Otro recuerdo que me viene a la cabeza y muy propio para vosotros que tanto habeis tratado el cine de otras épocas: creo que es la película Plácido. La familia de Plácido vive en unos urinarios públicos. No se si podeis rescatar algún video con alguna secuencia significativa. Sería una buena ilustración.
Hablando de ilustraciones: el otro día pasando por las obras de la calle Serrano observé como con el levantamiento de la calle aparecieron tramos de la via del tranvia. Por cierto que saqué una foto con el movil por si la quieres.

Saludos

Ricardo Márquez 6 de octubre de 2009, 12:58  

Hola Angel. Es José Manuel el que ha tenido tan brillante idea, pero muchas gracias por tu comentario. Tomo nota de la pélicula para cuando pase por la Filmoteca a ver si hay suerte. Por supuesto, si tienes la foto de la vía del tranvía nos la puedes enviar, toda información es bienvenida.

Un abrazo.

Anónimo ,  6 de octubre de 2009, 15:16  

Escena servicios públicos creo que es en el Retiro, la película es de Manolo Summers " To er mundo es güeno"

http://www.youtube.com/watch?v=6AmNyR7iK3Q&feature=PlayList&p=696ACA5EA8EF3CCF&playnext=1&playnext_from=PL&index=67

Saludos,
José Angel

Mercedes 6 de octubre de 2009, 19:37  

Hola, curioso artículo, muy interesante. Yo recuerdo que siguen existiendo algunos, sin uso, al menos hasta hace un año o así, como en Madrid todo desparece de la noche al día... recuerdo las antiguas entradas con las barandillas de hierro, que llamaron mi atención en algún momento, en el Paseo del Prado, y en el Retiro, cerca de la noria de la antigua Fábrica de Porcelanas. No se si hay alguno más.

saludos!

Ricardo Márquez 6 de octubre de 2009, 20:41  

Hola José Angel. Siempre andas al quite. He añadido el vídeo. Muchas gracias.

Ricardo Márquez 6 de octubre de 2009, 20:45  

Gracias Mercedes por el comentario y las fotos, preciosas y muy ilustrativas. Ya están añadidas. Seguro que en unos años serán codiciadas por los coleccionistas del Madrid desaparecido.
Un beso.

Juan Ramón ,  16 de octubre de 2009, 0:09  

Me parece que hemos perdido en Madrid una joyita: el puesto de libros con sótano de urinarios en la Plaza de Santa Bárbara de Madrid.

Pasé hace unas semanas, y me parece que lo habían desmontado.

Era un diseño arquitectónico de gran calidad.

Un saludo

Ricardo Márquez 16 de octubre de 2009, 7:58  

Juan Ramón, muy bueno el dato que aportas. Que era exactamente ¿un híbrido entre librería y urinario? o ¿un urinario convertido en librería?. He pasado por allí muchas veces pero desconocía esto. Te pongo el detalle de google maps para ver si es el que yo pienso:
http://maps.google.es/maps?hl=es&source=hp&q=plaza+de+santa+barbara,+1+madrid&ie=UTF8&gl=es&ei=RQfYSviSBMSRjAeH-MXtCA&ved=0CAsQ8gEwAA&hq=&hnear=Plaza+de+Santa+B%C3%A1rbara,+1,+28004+Madrid,+Comunidad+de+Madrid&ll=40.427284,-3.696277&spn=0.007546,0.013711&z=16&layer=c&cbll=40.427182,-3.696361&panoid=rYv7eWiNufCSS42LeWxmQw&cbp=12,185.86,,0,15.53

Tendreís que copiar y pegar la dirección, creo.
Un saludo.

Guille_LaProspe ,  18 de octubre de 2009, 16:43  

Un cartel de "prohibido hacer aguas" aún queda en el monasterio de La Encarnación, en la fachada a la izquierda de la portada según se va hacia el Palacio Real

Ricardo Márquez 18 de octubre de 2009, 22:23  

Gracias por el apunte Guille.
Un saludo

David Sanchez 20 de octubre de 2009, 11:21  

Hola Ricardo, aunque llego un poco tarde me gustaria añadir que este fin de semana fui al rastro, y junto a la salida del metro de la latina aún queda la parte esterna de lo que yo considero devío ser un evacuatorio. La entrada esta cubierta con unas tapas metalicas, pero aún conserva el poste donde supongo iba sujeta la señal que lo identificaba, al igual que el suelo de paves junto a la entrada. Espero que te sirva de algo. Un saludo y nuevamente enhorabuena.

David Sanchez

Anónimo ,  20 de octubre de 2009, 11:48  

Muchas gracias David Sánchez por tu aportación que nunca es tarde. El evacuatorio que citas es el reflejado en el texto con el nombre de San Millán, nombre que daban a esta encrucijada los vecinos de antaño. De hecho llegó a haber en este punto cabeceras de líneas tranvíarias antes de ser trasladadas a la Plaza Mayor con el nombre de "San Millán".
Gracias de nuevo, José Manuel

Pablo ,  27 de octubre de 2009, 21:13  

La librería de la Plaza de Santa Bárbara (D.E.P.)tenía en su "parte de atrás" la entrada a unos urinarios, pero yo no recuerdo haberlos visto en funcionamiento, y el librero no tenía nada que ver con su funcionamiento.
En la plaza de Chueca había también unos urinarios en la parte que da a la calle Gravina, pero creo que fue a principio de los años 90 cuando los tapiaron. Y siguen habiendo unos en activo en el retiro, cerca del paseo de coches, y además en muy buen estado. Enhorabuena por el blog, acabo de descubrirlo y veo que hay mucho que leer.

Ricardo Márquez 28 de octubre de 2009, 19:25  

Muchas gracias Pablo por tu cariñoso comentario pero mucho mas por los datos que aportas pues los que hacemos el blog queremos que este sea algo vivo recordando cosas del Madrid que se fue y por tanto la participación es esencial para evitar entre todos el olvido de cosas que fueron cotidianas y no se le dió importancia en su momento.
Con las datos propios y las aportaciones recibidas hemos hecho una relación de los evacuatorios de los que sabemos su existencia, citada en el anexo.
José Manuel Seseña.

iris 1 de noviembre de 2009, 2:26  

Hola José Manuel

Acabo de enviar una foto graciosa a Ricardo para ti. Aunque no es de Madrid, creo que ilustra el tema que has tratado. Hay que elegir: O pagas con monedas para que te duchen a la fuerza o pagas la multa si te pillan en la calle porque no hay evacuatorios públicos o porque no quieres usarlos.

Un abrazo
Anne

Anónimo ,  1 de noviembre de 2009, 9:59  

Hola Anne. Muchas gracias por tu foto es muy curiosa y me recuerda algunas que vi, incluso fuera de Madrid. Esta tarde Ricardo la va a colgar.
Un saludo. Jose Manuel

ANA 30 de noviembre de 2014, 17:14  

Había uno de estos evacuatorios en la calle Áncora, semiesquina al paseo de las Delicias, acera de los pares. La verdad es que, por lo que recuerdo, estaban bastante limpios. Si dabas propina te daban un trozo de papel para limpiarte.

Jose Manuel 30 de noviembre de 2014, 17:54  

Hola Ana:
Muchas gracias por tu aportación.
El hecho de que hubiera una persona permanente, cuidando de ellos, era motivo para ser mas cuidadoso y no dejar alguna huella de haber pasado, Ahora parece mentira que tanto en los fusómetros de caballeros como en los inodoros de ambos sexos no se tenga la delicadeza de tirar de la cadena cuando se han hecho aguas menores.
Un cordial saludo.
José Manuel

Pablo Hernandez 18 de diciembre de 2014, 20:08  

Hoy he descubierto la palabra evacuatorio, y también el que hay en el parque de Atenas, éste, en lugar de ser subterráneo es una especie de casa, dividida en caballeros y señoras, se encuentra en perfecto estado de revista, limpio limpísimo, y no ha sido hasta que he leído el término EVACUATORIO que hubiera salido de allí pensando que hice aguas menores en un wc público a secas

Jose Manuel 18 de diciembre de 2014, 23:54  

Hola Pablo:
Muchas gracias por tu comentario.
El idioma castellano es muy rico en vocabulario pues cualquier cosa tiene la posibilidad de expresarse con varias palabras, sin embargo, como norma general, utilizamos habitualmente un exiguo repertorio por lo que muchas tienden a caer en desuso.
En el caso concreto de “evacuatorio” encontramos en la RAE diversas formas de mencionarlo, pero hemos utilizado esta porque nos parecía menos vulgar que las otras, aunque pueda resultar un poco cursi.
Un cordial saludo y encantado de tenerte entre nuestros lectores.
José Manuel

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados. En ocasiones puede dar problemas la visualización de la palabra de verificación (sale la equis roja), debes de dar PUBLICAR COMENTARIO, para que la pantalla se refresque y volver a la parte de abajo donde aparecerá el texto que has puesto y una nueva palabra de verificación. Aunque no te demos una respuesta de bienvenida a tu comentario -para evitar llenar la lista de comentarios- siempre será leído y desde aquí TE LO AGRADECEMOS sinceramente.

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba