Navidad, Navidad, dulce Navidad......

viernes, 18 de diciembre de 2009



La Navidad es una fecha que simboliza el nacimiento de Jesucristo y marca el comienzo del calendario universalmente aceptado además de que existan otros de ámbito mas restringido como el judío, el chino, el musulmán, etc. No obstante existen dudas si el inicio de los años coincide con tal acontecimiento, lo cual nos podría llevar a la incongruencia de que Jesús nació dos años después de Cristo o tres años antes de Cristo, por poner un ejemplo.

La Navidad es un periodo del año que tiene como eje central los días 24 de Diciembre, día de Nochebuena, y el 25 de Diciembre, día de la Natividad del Señor, pero sin circunscribirse únicamente a ellos sino que también se consideran navideños los precedentes y los siguientes.

La Navidad la asociamos a la nieve aunque no somos un país especialmente afectado por este fenómeno meteorológico, pero nos sentimos influenciados mentalmente por los dibujos e imágenes que vemos de los países nórdicos donde se desplazan en trineos por calles y caminos y liberando con palas los accesos a las casas que tienen grandes témpanos de hielo colgando de los aleros.



La Navidad tiene unas costumbres específicas en comportamientos sociales, alimentación, en sentimientos personales, etc., que pasado este periodo nos olvidamos de todo y si te he visto no me acuerdo. Hablaremos de ello...

Según se acerca la Navidad la publicidad en todos los medios nos lo recuerda desde mucho antes con insistencia, sobre todo con los juguetes que desde Octubre empiezan a mostrar para que nuestros pequeños hagan la carta a los Reyes Magos. Después, ya mas próximos esos días, vienen todo tipo de anuncios que hacen de la Navidad una época consumista alejada de todo lo que realmente significa en la que gastamos mas y comemos mas y como consecuencia de estos excesos tenemos que solventar la “Cuesta de Enero” ahora traspasada a Febrero por aquello del pago con tarjeta y pensar en las dietas de adelgazamiento que difícilmente consiguen el objetivo de reducir el sobrepeso adquirido.



En Noviembre empiezan los preparativos en la ciudad para que puedan estar listos a primeros de Diciembre, consistentes en el montaje de adornos luminosos en calles y plazas relevantes del centro y la periferia incluidas sus zonas de arbolado, la colocación de árboles gigantes de Navidad en puntos estratégicos y la instalación de las casetas de venta de artículos navideños y de broma en los lugares de costumbre. El comercio por su parte también adapta la decoración de sus establecimientos al periodo de la natividad instalando colgantes, bolas y demás adornos propios del árbol de Papá Noel; otros, mas tradicionalistas, ponen un Misterio e incluso los hay que montan un Belén completo que hacen que pequeños y mayores se queden embelesados observándolo en el escaparate.

En Diciembre todo ha de quedar listo pues la iluminación navideña tiene fecha de encendido oficial, los establecimientos están decorados para afrontar el intenso periodo comercial que se avecina, las casetas de venta llenas de productos y los numerosos Nacimientos repartidos por Madrid preparados para ser abiertos a la exposición pública[1], unos correspondientes a organismos públicos como la Comunidad de Madrid o el Ayuntamiento de Madrid; otros a instituciones religiosas como parroquias o lugares donde tienen un participación activa como colegios o sanatorios; otros a empresas o instituciones laicas; y finalmente los de las asociaciones sin ánimo de lucro, entre ellas las de belenistas, y las personas que a título particular y de manera desinteresada abren las puertas de su casa para la contemplación a todo el que quiera verlo[2].


Plaza Mayor, Madrid. Autor: Chusseau-Flaviens, entre 1905 y 1908. Foto del archivo George Eastaman

En Navidad se intensifican las relaciones personales y profesionales. Son múltiples las cenas de empresa y amistades que se celebran en estos días dando lugar a sobrecarga en los restaurantes donde no es posible atender todas las peticiones que se solicitan; algunos de estos banquetes, la presencia de algunos asistentes es puro compromiso sobre todo en las de trabajo en que hay que compartir mesa y mantel con personas con las que hay rencillas o subordinación profesional muy distante o complicada en el día a día. En las relaciones comerciales abundan los regalos de empresa, generalmente en forma de cestas de Navidad de muy diferentes contenidos en función de las posibilidades económicas del que regala o de la categoría del receptor[3] o intercambio de décimos de Lotería Nacional.

Los días navideños son de enorme actividad en la calle, con un incesante tráfico de coches y peatones que hace estresante la circulación por todos los sitios con atascos y congestión de los transportes públicos por concentrarse en estas fechas todos yendo de un lado a otro para compra de regalos, ver adornos e iluminación navideña, reuniones de familiares y amigos, vacaciones infantiles, decorados en movimiento con un música de un conocido centro comercial, etc., en fin, cualquier motivo es bueno para salir de casa.

Pero los días navideños son también de gran actividad en los domicilios. Se decora la casa poniendo el Árbol de Navidad u otros adornos similares, se instala el Belén, se coloca en la puerta de acceso a la vivienda, luces intermitentes de colores en las ventanas, pegatinas, etc., pero además hay que hacer compras extraordinarias de los productos típicos de estas fechas como turrón, mazapán, polvorones y demás dulces para degustación propia o de las visitas, muy frecuentes en esta época para felicitar las Pascuas.



En torno al 20 de Diciembre los jóvenes han acabado las clases tras pasar los duros exámenes del primer trimestre y para festejar el inicio de las vacaciones organizan puntos de encuentro en diversos lugares siendo muy frecuentado el de la Plaza Mayor, pero se puede considerar el 22 de Diciembre como el primer día importante del ciclo navideño pues es la fecha del Sorteo de Lotería Nacional en la que ponemos muchas ilusiones tras haber adquirido “por si acaso toca” los números y participaciones que nos han ofrecido, muchos con recargo, por los compromisos con familiares, amistades, asociaciones, parroquias, colegios, etc. o también en aquellos sitios donde tomamos café todos los días o compramos en los establecimientos de alimentación de los que somos parroquianos, lo cual nos lleva a decirnos a nosotros mismos “no me queda mas remedio”, forma de autoconvencimiento que implica “jugar por necesidad es perder por obligación” por eso esta fecha es conocida coloquialmente por el Día de Salud por los innumerables nuevos perdedores que se consuelan diciendo “lo importante es tener salud” esperando al día siguiente a ver las listas oficiales para saber si al menos resultamos agraciados con la pedrea. Alrededor de estas fechas, determinadas empresas cada vez menos, obsequian a sus empleados con la Cesta de Navidad, que para algunos por la carestía de la vida es la ocasión de tener algo extraordinario.



El 23 de Diciembre o 24 por la mañana vienen las compras de la cena de Nochebuena, mariscos, pescados, carnes[4], bebidas, para que en ese día tan entrañable no falte de nada en la mesa. Es costumbre decirse en estas fecha unos y otros al despedirse “Feliz Noche”, ya que se trata de que en esa noche en la que se ha bebido mas de la cuenta no salgan a relucir las rencillas familiares que siempre están latentes en espera de saltar a la menor chispa.

También el 23 y el 24 había una costumbre que ha quedado en desuso y era la de pedir el aguinaldo. Los barrenderos, carteros y otros profesionales iban puerta por puerta entregando una tarjeta de visita “felicitando las Pascuas” para recibir un dinerillo extra llamado aguinaldo, algo que no sentaba bien porque tenían su sueldo pero siempre había quien colaboraba económicamente por compromiso mientras otras personas se negaban a abrirles la puerta para no darles. Mas de lo mismo ocurría con la chiquillería que iban “en romería” por las casas pandereta en mano y siempre encontraban a alguna vecina que con buen humor les decía “Si me cantáis un villancico os doy un aguinaldo”.



El día 25, tras una larga noche de insomnio, se levanta uno a la hora de comer y es el día de comer sobras y además recalentadas pues se ha hecho comida para la cena de Nochebuena suficiente para abastecer a un regimiento. La mañana de este día todo está en calma y es un gusto pasear tranquilamente por Madrid, en caso de encontrarnos con alguien nos saludamos diciendo “Felices Pascuas”. Los peques tienen un primer anticipo de los juguetes, en una clara competencia entre la tradición de los Reyes y Papa Noel, que hoy en día viste de rojo gracias al arte del birlibirloque de una famosa marca que le cambio su vestimenta verde.


Autor: Chusseau-Flaviens, entre 1905 y 1908. Foto del archivo George Eastaman.

Después del 25 viene un periodo navideño mas festivo y menos familiar. El día 31 Nochevieja se asiste a la Puerta del Sol a oír las campanadas de fin de año donde “no cabe un alfiler”, otros toman las doce uvas en casa o asisten a alguna megafiesta autorizada o botellón particular, o también ir de ronda tirando cohetes y petardos pues ir dando golpes de pandero ha quedado en desuso.


Venta de panderetas en la Plaza Mayor (1945). Fuente: Nicolas – Álbum Flickr.

El 5 de Enero es la segunda oportunidad de hacernos ricos con la Lotería del Niño y en la que muchos terminan perdiendo el reintegro que les tocó en la de Navidad invertido para este primer sorteo del año. Este día algunos acuden al Cotillón de Reyes, pero es el día de nuestros peques porque tienen que asistir a alguna de las cabalgatas que recorren los diversos barrios; la ilusión con que esa noche se acuestan embarga también a los padres, ya que pequeños y grandes están deseosos de que llegue la mañana del 6 para ver que tal se han portado los Reyes Magos y observar la cara de sorpresa de los tiernos infantes.

Acaba la Navidad, afortunadamente para nuestro bolsillo, porque aprovechando el tirón de la paga extraordinaria, se han efectuado un sin fin de gastos no habituales como son compra de Lotería, regalos de Reyes y ahora también de Papa Noel, comidas de empresa, comidas con amigos/amigas, cena de familia en Navidad, celebración de la noche de Fin de Año, Cotillón de Reyes, etc., es decir se ha tirado la casa por la ventana y hemos echado unos kilos de mas a base de mariscos, asados y dulces.



El día 7 de Enero todo vuelve a la rutina, comienza el desmontaje de toda la parafernalia de adornos navideños y la devolución de regalos que no nos valen o están repetidos, solo los peques tienen un día mas de vacaciones que les permite disfrutar de los regalos de Reyes, ventaja que los que peinamos canas no tuvimos, pero para los mayores empieza el duro camino de apretarse el cinturón haciendo cábalas para llegar a fin de mes y sobrellevar una cierta desmoralización que nos invade al observar el calendario y ver que después de tantas fiestas laborales ya no hay otra hasta el 19 de Marzo, día de San José (cuando la hay), mas de dos meses después, solo la permanencia de los Nacimientos hasta el 2 de Febrero nos hace recordar vagamente la Navidad pasada. Para muchos el 7 de Enero es el momento de la verdad cuando hay que cumplir los deseos que uno se ha autoimpuesto, siendo los mas habituales, uno el dejar de fumar, siempre a primero de año, pero por aquello de que hay todavía fiestas, se deja para después de Reyes; y el otro el ponerse a dieta para perder esos kilos de mas que se vienen arrastrando durante todo el año y que se han visto incrementados por los excesos culinarios; a unos y a otros les deseamos suerte en este empeño.



Los que hacemos el blog deseamos de corazón a todos los lectores

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO

Y también:

BON NADAU E ERÓS AN NAU (aranés)
FELICES NAVIDAES Y PROSPERU AÑU NUEVU (bable)
BON NADAL I FELIÇ ANY NOU (catalán/valenciano)
ZORIONAK ETA URTE BERRI ON (euskera)
BO NADAL E PROSPERO ANINOVO (gallego)
BON NADAL I PROSPER ANY NOU (mallorquín)
FELI NAVIAI Y PROSPERU ANU NOVU (mañego)

-.-.-.-.-

Autor: José Manuel Seseña.
En este blog también colaboran: Angel Caldito y Ricardo Márquez.

Notas:
[1] Los Nacimientos, algo muy tradicional en España, fueron introducidos por Carlos III a su regreso de Nápoles. Como norma general se abren y se cierran al público coincidiendo con dos fechas de la liturgia cristiana, desde la Inmaculada Concepción (8 de Diciembre) hasta la presentación del Niño en el Templo, también conocido por día de La Candelaria (2 de Febrero, cuarenta días después de Nochebuena).
Por aquello del puente de la Constitución, algunos adelantan su apertura al 6 de Diciembre aprovechando esta fiesta.
[2] Es admirable el tesón con el que algunas personas mantienen esta tradición año tras año, a veces sufriendo la indiferencia de su entorno mas inmediato. Citaremos dos ejemplos:
Guadalupe (Cáceres), en la zona de villa arriba, hay uno que se puede visitar durante todo el año. Tiene un amplio espacio con numerosas figuras algunas con movimiento, río, iluminación, cambio de luces, etc.
Campanario (Badajoz), con sus mas de 12.000 figuras que se incrementan cada año pasa por ser uno de los mas grandes de España, al que acuden visitantes de los cuatro puntos cardinales. Hay en él varios tipos de Nacimientos pero el mas importante es el que tiene las características de los españoles, con numerosas piezas en movimiento, río, lluvia, iluminación, cambio de luces, etc. Es tan laborioso su montaje y desmontaje que solo se realiza parcialmente, empezando la preparación en Agosto para que esté listo en Diciembre.
[3] Un refrán dice “Quien regala bien vende si el que lo recibe lo entiende”.
[4] Entre las carnes era muy tradicional comer pavo en Nochebuena que se vendían vivos en la Plaza Mayor y en la Plaza de Puerta Cerrada, entre otros lugares. De ahí el dicho “Estás mas mosqueado que un pavo en Navidad”.

7 comentarios :

El ángel de Olavide 18 de diciembre de 2009, 22:10  

Con esta espléndida entrada navideña os mereceis alguna de estas tres cosas:
-que os regalen un pavo como los que yo he conocido en la Plaza Mayor
-que la casa Mira os llene la casa de turrones y dulces navideños
-que os toque el gordo de la loteria.

Por cierto a mingun bloguero madrileño se le ha ocurrido hacer participaciones de Navidad?. A ver si el año que viene, pues este aguantar las colas de doña Manolita...

Por supuesto que si os pasan las tres cosas mejor.
Un abrazo y como diria un castizo madrileño de los de mi época Felices Pascuas y Felisa Te quiero

Anónimo ,  18 de diciembre de 2009, 23:56  

Hola El Ángel de Olavide:
Muchas gracias por tus buenos deseos del pavo, del turrón y de la loteria, aunque si nos toca a nosotros tú pierdes opciones.
Ángel, Ricardo y yo nos sentimos muy contentos y recompensados con saber que nuestro trabajo del blog en el que ponemos cada día mas ilusión es bien recibido por nuestros lectores pues sin ellos nada de lo que hacemos tendría valor.
Muchas felicidades en estas entrañables fechas.
Jose Manuel

Mercedes 19 de diciembre de 2009, 18:48  

Me ha encantado la forma en que cuentas cómo son nuestras Navidades, bonito relato, José Manuel.

Feliz Navidad también para vosotros, "historias matritenses". Y que el año que viene se porte bien con todos, incluida la madroñosfera :-)

saludos y besos

Anónimo ,  19 de diciembre de 2009, 22:21  

Muchas gracias Mercedes por tu felicitación.
Ángel y Ricardo y yo ponemos toda la ilusión en los temas que hacemos y procuramos tratarlos de forma amena.
Te deseamos mucha felicidad en estos días que se avecinan.
José Manuel

iris 19 de diciembre de 2009, 23:59  

Hola José Manuel

Estoy maravillada al leer vuestros artículos que son cada vez más documentados e interesantes. Menos mal que os releváis con tanto trabajo que nos vais ofreciendo.

En mi tierra natal, el norte de Francia, estas fechas suelen estar acompañadas de nieve que, a veces, no despega durante meses, como lo recuerdo durante el invierno 1962-1963. No me gusta la nieve (sólo en películas) y la Navidad no es una fiesta que me gusta mucho, a decir verdad.

Pero aquí le descubrí facetas nuevas alegres como los villancicos, el aguinaldo (costumbre perdida),la lotería tan importante en estas fechas y sobre todo esta manera de compartir los décimos con participaciones. Esto, un francés no lo haría nunca, no le gusta que se sepa si ha ganado millones, mientras que aquí lo gritan a todos los vientos si les toca el gordo.
Otra cosa diferente: Festejamos los Reyes en familia por la noche con una torta de almendra y una haba para que haya un rey o una reina que elige a su consorte. Sin embargo, este día no es festivo y no hay regalos. Los regalos se hacen en Navidad o para el Año Nuevo.

José Manuel, muchas gracias por este reportaje tan completo. Gracias a todo el equipo por su felicitación tan bonita.
Un abrazo
Anne

iris 20 de diciembre de 2009, 0:02  

Y felicidades!" Me había olvidado
Anne

Anónimo ,  20 de diciembre de 2009, 0:28  

Muchas gracias Anne por tus comentarios que para los que hacemos el blog nos resultan muy gratificantes.
La Navidad y lo que la rodea tiene muy diversas formas de celebrarse según el lugar, pues poniendo un ejemplo tenemos al vecino Portugal en el que no existen los Reyes Magos, los regalos se entregan en la Cena de Nochebuena y las vacaciones escolares empiezan uno o dos días después de Año Nuevo.
Felicidades en estas fiestas navideñas.
José Manuel

Publicar un comentario

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados. En ocasiones puede dar problemas la visualización de la palabra de verificación (sale la equis roja), debes de dar PUBLICAR COMENTARIO, para que la pantalla se refresque y volver a la parte de abajo donde aparecerá el texto que has puesto y una nueva palabra de verificación. Aunque no te demos una respuesta de bienvenida a tu comentario -para evitar llenar la lista de comentarios- siempre será leído y desde aquí TE LO AGRADECEMOS sinceramente.

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba