Los tranvías de Madrid en la Guerra Civil

viernes, 15 de julio de 2016

El día 18 de Julio de 2016 nos trae a la memoria que se cumplen 80 años del inicio de la Guerra Civil, una fecha que ha quedado para la historia de nuestra España y será imposible de olvidar.

Mucho se ha escrito y se seguirá escribiendo sobre esta lucha fraticida española, unas con notoria imparcialidad y otras con una importante influencia de un determinado punto de vista.

Tranvía 1000 que nos sirve de portada ya que empezó a circular a comienzos de 1936 y fue de características únicas. La foto es de después de la Guerra Civil, muy posiblemente de 1941 cuando estaba asignado a la línea 8 pero renumerado como 1001.

Nosotros la vamos a tratar desde el aspecto tranviario, siguiendo la costumbre de nuestro blog de hacerlo de forma aséptica. El título que hemos elegido puede resultar pretencioso, pero solo es una breve pincelada histórica con mayor abundamiento de fotos de las que solo citamos el lugar sin entrar en detalles y eludiendo aquellas en las que hay fallecidos, mostrando en unos casos la dificultad de su circulación y en otros la imposibilidad de hacerlo. Asimismo hemos eludido poner las que figuren con soflamas políticas o en las que haya grupos de entusiastas de un bando o de otro, algunas sumamente conocidas.

Ambiente que presentaba la Puerta del Sol en 1935

El 18 de Julio de 1936 los tranvías de Madrid tenían 43 líneas en funcionamiento regular, una de ellas denominada mediante letra, a las que en buena lógica habría que añadir otras tres mas puesto que tenían trazado diferente en una parte del recorrido (1). En este conjunto de líneas existían siete servicios que no hacían el itinerario completo.
Por parte de la C.M.U. estaban sus cuatro líneas en funcionamiento.

Ambas redes eran de vía ancha puesto que la de vía estrecha había quedado abandonada a raíz de la huelga de Octubre de 1934.

Tranvía de la SMT en labores de evacuación. Obsérvese el indicativo X que significaba “Reservados y Maniobras”

Línea de Carabanchel, evacuando

Tranvía de la CMU en Cuatro Caminos

El 1 de Abril de 1939 los tranvías de Madrid solo tenían 17 líneas en funcionamiento, una de ellas denominada mediante letra, a las que habría que añadir otras dos mas puesto que tenían trazado diferente en una parte del recorrido. La red de la C.M.U. solo prestaba servicio en tres líneas.

Respecto al número de vehículos en servicio nuestro amigo José Antonio Tartajo ha hecho un gran trabajo de investigación sobre este punto y lo tiene colgado en su blog remitiendo a él a quien quiera profundizar en el tema.

De él entresacamos estos datos al 18 de Julio de 1936: 555 de S.M.T. y 31 de C.M.U.
Al 1 de Abril de 1939 estaban en condiciones de prestar servicio centena y media pero se hizo popular el chascarrillo de que “en Madrid funcionan mas de mil tranvías” por aquello del tranvía que abre la portada de este artículo.

oOoOo

En Julio, días después del estallido de la guerra, se establecen servicios combinados S.M.T.-C.M.U. con material de S.M.T. con varios puntos de inicio y destino en función de las circunstancias bélicas. Serán suprimidos bastante antes de la finalización del conflicto.

En Agosto de 1936 se suprimen las líneas de las “tarifas caras” por decisión de quienes en aquel momento dirigían la empresa de la S.M.T.

Durante el mes Noviembre de 1936 el desarrollo de la Guerra Civil origina una gran modificación de la estructura de la red madrileña con recortes de itinerarios y supresión de líneas pues quedan inoperativas muchas vías, algunas de las cuales no volverán a tener nunca mas circulación tranviaria y otras tardarán años después de 1939 a tenerla de nuevo.

La zona oeste de Madrid o sus proximidades es frente bélico, quedando suprimida la circulación a la izquierda de las calles de Bravo Murillo, Fuencarral y Toledo, zona en las que están las cocheras de Buenavista y Bombilla que quedan sin posibilidad de ser utilizadas. En la parte sur y suroeste finalizan los servicios en Fuentecilla, Embajadores y Delicias. Tras el cierre masivo de Noviembre, antes de finalizar la guerra hubo alguna clausura mas que fue también definitiva.

La circulación entre Quevedo y Cuatro Caminos por Bravo Murillo es con mayor precariedad que en el resto de la red, pues está supeditada a la seguridad por lo que a veces los tranvías acaban en Quevedo y no siguen hasta Cuatro Caminos.

La línea de los Bulevares comenzaba y terminaba en la glorieta de Bilbao hasta que se instaló un pasavías en la glorieta de San Bernardo que se “vendió” a la población con “vamos avanzando”.

Socavón en la Puerta del Sol. Foto César Mohedas

Socavón en el cruce de Torrijos, hoy Conde de Peñalver, con Lista, hoy José Ortega y Gasset, por la explosión en la estación del metro de Lista, con la circulación tranviaria una vez restablecida. Foto Archivo Comunidad de Madrid.

Incidentes importantes con respecto a la circulación tranviaria fueron el socavón que produjo una bomba en la Puerta del Sol y la explosión en la estación del metro de Lista convertida en polvorín. En ambos casos tardó en restablecerse el paso de los tranvías.

Calle del Carmen, material móvil convertido en vagoneta junto a la iglesia del Carmen 

Estación de Magallanes. Foto Crónicas de Retaguardia

También hubo nuevas instalaciones como fueron la vía de la calle del Carmen para recoger escombros y trasladarlos hasta una raqueta habilitada donde eran utilizados en el relleno de una zona de futuro ensanche de Madrid, y el establecimiento de una cochera provisional muy alejada de la de Magallanes que por su proximidad al frente era peligrosa para el material. En la Puerta del Sol quedó definida una estructura de vías que eliminaba ciertos movimientos que obstaculizaban la circulación de automóviles, modificaciones que estaban previstas establecer antes del estallido de la Guerra Civil.

Epílogo
Hemos evitado expresamente aburrir al lector con datos y fechas de las modificaciones de líneas y trazados sucintamente comentados.

Las líneas de tranvías que se han mencionado están tratadas total o parcialmente en los diversos artículos que tenemos colgados en el blog Historias Matritenses sobre el tema tranviario.

La inexorable ley de vida hace que sean cada vez menos las personas que han vivido en primera persona la tragedia de la Guerra Civil, bien en su niñez o bien en su adolescencia. A todas ellas nuestro mas cariñoso recuerdo.

Bibliografía
Archivo personal de D. Carlos López Bustos (q.e.p.d.) con mi agradecimiento.

Apéndice fotográfico por orden alfabético

Calle de Alcalá junto a su inicio en la Puerta del Sol

Calle de Atocha, junto a la Plaza de Antón Martín

Calle de Bravo Murillo desde la esquina de la calle Teruel, foto ABC 

Calle de Carranza, tranvía saliendo de la glorieta de San Bernardo. Al fondo Hospital de la Princesa. Foto Crónicas de Retaguardia 

Cibeles. Los tranvías rodean al monumento protegido de la Cibeles

Cibeles vista en detalle del monumento protegido 

Cibeles. Empezando a descubrir el monumento de la Cibeles tras el fin de la Guerra Civil

Ciudad Universitaria, avenida Arco de la Victoria, a la izquierda nuevo trazado de la línea de Puerta de Hierro y a la derecha el Asilo Santa Cristina 

Ciudad Universitaria, línea de Puerta de Hierro en las inmediaciones del  Instituto Nacional de Higiene 

Cuatro Caminos vista de la glorieta desde la calle Raimundo Fernández Villaverde 

Estación del Norte. Aunque no es tranviaria nos sirve para hacerse una idea del entorno del Paseo de la Florida y la Bombilla. Foto fuenterrebollo.com 

Calle del General Ricardos, en su inicio junto al Puente de Toledo 

Calle del General Ricardos, Mataderos. A la derecha calle El Toboso con el indicador de Carabanchel Bajo 

Calle del General Ricardos en la confluencia con Batalla de Torrijos, Carabanchel Bajo. Foto Memoria Carabanchel Civil

Gran Vía en el cruce con San Bernardo, estación de metro de Santo Domingo

La Paloma, calle de Francos Rodríguez. Foto web centenario de La Paloma

Leganés, plaza de la Constitución con la guerra aún sin concluir. Apréciese el tendido eléctrico desprendido. Foto Ayuntamiento de Leganés 

Calle de Marcelo Usera, parte baja, vista aproximadamente desde el cruce con San Antonio de Padua

Calle de Marcelo Usera esquina a Nicolás Usera

Calle Mayor esquina a Esparteros

Moncloa y la Cárcel Modelo

Moncloa, recién concluida la guerra, en lo que hoy es Arcipreste de Hita esquina con Fernando El Católico

Paseo de Extremadura visto aproximadamente desde la confluencia con la calle Milagrosa. Foto Foro Viejo Madrid 

Paseo de Extremadura desde el Alto de Extremadura. Foto Foro Viejo Madrid 

Plaza de España en el cruce con Bailén. Paso para la línea a Norte y Bombilla 

Plaza de España en el actual paso inferior de Bailén-Ferraz. El bunker solo permitía el paso por una de las dos vías, la ascendente.

Plaza Mayor vista desde la calle Gerona, con el monumento a Felipe III protegido 

Plaza Mayor con el monumento a Felipe III protegido, recién acabada la Guerra Civil

Calle de Preciados vista desde la confluencia con el callejón Preciados 

Calle de Preciados. Foto L’Illustration, diciembre 1936, aportada en el Facebook Historias Matritenses por Juan Luis Roldán Calzado

Calle de Princesa entre Serrano Jover y Seminario de Nobles. Brigadas de Socorro contra Bombardeo. Desescombro Argüelles.

Calle de Princesa, Iglesia de Buen Suceso 

Calle de Princesa, confluencia de las calles Rodríguez San Pedro e Hilarión Eslava, foto blog Sol y moscas. 

Puerta del Ángel. Obsérvese el vehículo blindado. blog Sol y moscas.

Puerta del Ángel blog Sol y moscas.

Puente de Segovia destruido  

Puente de Segovia, foto Archivo Rojo 

Red de San Luis, estación de metro de Gran Vía y protección del edificio de la empresa de telefonía 

Red de San Luis tranvía saliendo de la calle Fuencarral

Rosales entre Pº Moret y Marqués de Urquijo. Foto colección Pepcor.

San Antonio de la Florida durante la Guerra Civil y después en 1945

San Bernardo. Tranvía llegando por la calle de Carranza a la glorieta de Ruiz Jiménez, vulgarmente conocida por glorieta de San Bernardo.

Calle de Toledo, junto a la Puerta de Toledo

Calle de Toledo, cerca de la confluencia de Santa Casilda

Calle de Ventura Rodríguez. A la derecha el Museo Cerralbo y al fondo la parroquia de Santa Teresa y San José. Foto Crónicas de Retaguardia

En este recorrido por el Madrid de los tranvías durante la Guerra Civil, no podíamos olvidarnos de los trabajadores tranviarios por las dificultades con las que desempeñaban la labor de facilitar la movilidad de los madrileños. Sirva de ejemplo esta casilla protegida de guardagujas en la Red de San Luis.

Colección Anmogon. Foto: Alfonso (AGA).

-.-.-

Agradecimientos
A José Latova, de http://www.cronicasderetaguardia.es/ por la autorización para poner las fotos de su página web

Autor José Manuel Seseña

En el blog Historias Matritenses participa y colabora Ricardo Márquez

Notas:
1 - El servicio de alguna de ellas estaba limitado a determinadas horas, pues, aún teniendo numeración independiente, servían de refuerzo a otras.

19 comentarios :

Anónimo ,  16 de julio de 2016, 8:18  

Brutal y eso que solo as elegido las "mejores"fotografias,me ha gustado la ejecución del árticulo,nos demuestra lo bestia que puede ser la humanidad,unos contra otros,una pena.
Un saludo de G.M.P

Jose Manuel Seseña Molina ,  16 de julio de 2016, 16:44  

Hola Gloria:
Muchas gracias por tu comentario.
El artículo no analiza las causas porque cada lector tiene su propia opinión sin embargo hemos tratado de mostrar las consecuencias del conflicto entre españoles.
Un cordial saludo.
José Manuel

UN niño de la posguerra ,  17 de julio de 2016, 21:10  

Yo que fui un niño de la posguerra y que por tanto oí a muchas personas que habían sufrido esos bombardeos, que fueron los aviones del golpe de Estado del general Franco contra el Gobierno legítimo de la Segunda república junto a los de la Legión Cóndor de la Alemania Nazi y la aviación fascista italiana. Pero muchos jóvenes y menos jóvenes ”no saben de que fue”. Fue uno de los primeros bombardeos indiscriminados contra población civil. Perecieron o sufrieron no solamente los que estaban comprometidos por la causa de la República, sino como se puede deducir todos los que vivían en Madrid en esos años y que “les pilló allí”. Las fotos de los tranvías con sus socavones, etc. es solo una parte, pues llegaron a bombardear el Museo del Prado y la Biblioteca Nacional. La historia hay que contarla para que no se repita. Durante muchos años la censura trato de ocultar o tergiversar los hechos y atribuírselo todo a los otros. Además hay que situarlo en un contexto. Si agún lector del blog quiere más información de urgencia.
Véase en Wikipedia las siguientes entradas: “Bombardeos en la Guerra Civil Española” y dentro de este largo artículo hay un apartado “Los bombardeos sobre Madrid”, y también “El golpe de Estado en España de julio de 1936.

UN niño de la posguerra ,  17 de julio de 2016, 21:31  

Me parece magnífica esta documentación gráfica, de aquellos tranvías, pero con todo respeto y admiración por la labor que hacéis querría dar mi opinión. Pues lo de aséptico es lo que se decía cuando no se podía hablar, hoy debemos tratar de expresar con respeto lo que fue, aunque todo se puede matizar.

Jose Manuel Seseña Molina ,  17 de julio de 2016, 22:19  

Hola Niño de la posguerra "Anónimo":
Recogemos tu opinión y también la información de páginas webs por sí alguno de nuestros lectores está interesado en el tema. Muchos son los aspectos de las consecuencias de la Guerra Civil y nosotros nos hemos limitado únicamente al aspecto tranviario que, aún así, hemos abreviado considerablemente tal como indicamos en el texto.
José Manuel

Juan Antonio Díaz Gutiérrez 18 de julio de 2016, 9:43  

Buenos días: En primer lugar quiero felicitar, una vez más, a José Manuel Seseña y a los que de una u otra forma han colaborado con él para ofrecer tan cumplida información gráfica sobre la actividad tranviaria durante la guerra civil. En este sentido debo añadir que la aportación fotográfica me parece extraordinaria.
Dicho esto, hoy se cumplen ochenta años del comienzo de la guerra civil y tal aniversario parece que fue ayer porque todavía se sigue hablando, escribiendo y debatiendo con la misma vehemencia de siempre.
Por otra parte, estoy completamente seguro de que este nuevo y formidable artículo de José Manuel no pretende abrir ningún frente de discusión en torno a la guerra civil española, pero también es cierto que estas tres palabras remiten inevitablemente a ello. Sobre todo, lógicamente, a los que la vivieron, que cada vez son menos, pero también a la segunda generación entre los que me encuentro. Y de entre estos, puede haber personas a las que no les interese lo más mínimo recordarla y otros (entre los que me incluyo) que siente pasión haciéndolo. El peligro es que esa pasión lleve a posiciones fanáticas o extremistas. Creo que yo nunca lo fui pero sí tengo que decir que formo parte de una familia que perdió la guerra y, por tanto, siempre estuve del lado de los perdedores y contra los vencedores. La guerra civil no fue una contienda de «los unos contra los otros», sino de «unos que se defendieron de los otros». Coincido con ese «niño de la posguerra» en que Madrid y su población fue banco de pruebas de la aviación alemana e italiana, esto no lo puede negar nadie. Esos bombardeos indiscriminados segaron la vida de mi abuela materna y un hijo suyo de tan solo nueve años. Sucedió en Aranjuez, por entonces zona republicana. Seguro que habrá cientos de testimonios parecidos al mío y otros cientos que lo hagan desde la trinchera contraria, pero esta es mi tragedia y la de mi familia y precisamente quería contarla hoy, por ser la fecha que es.
Pido disculpas por salirme de los raíles del tranvía.
Un cordial saludo,
Juan Antonio Díaz (Nono)

Juan Antonio Díaz Gutiérrez 18 de julio de 2016, 9:43  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose Manuel Seseña Molina ,  18 de julio de 2016, 13:23  

Hola Juan Antonio:
Muchas gracias por tu comentario y en absoluto hay que pedir disculpas por “salirse de los raíles del tranvía”.
Yo también pertenezco a la segunda generación pues, aunque por poco tiempo, tuve cartilla de racionamiento. En mi familia hubo en los dos lados por aquello de ser cogido por los bandos contendientes y acabado el conflicto al recordar los lugares de la estancia en el frente, dos hermanos de mi familia habían estado luchando el uno contra el otro sin saberlo. En fin anécdotas con final feliz y afortunadamente no hubo que lamentar ningún fallecimiento, solo la zozobra de no saber de ellos.
En el artículo me he centrado en las dificultades de movilidad de los madrileños sin entrar en otras consideraciones, pues una imagen vale mas que mil palabras. La Historia es como fue y no como algunos la quieran escribir o reescribir a su conveniencia.
Un saludo.
José Manuel

Pedro Gómez Gutiérrez 18 de julio de 2016, 18:54  

Que hay José Manuel.

No quería dejar pasar esta entrada sin saludarte como de costumbre, reconozco tu labor y valoro las magnificas fotos, pero me reservo dar una opinión del contenido.

Un afectuoso saludo.
Pedro.

Jose Manuel Seseña Molina ,  18 de julio de 2016, 21:38  

Hola Pedro:
Muchas gracias por tu saludo.Sé que el asunto que motiva el artículo es muy delicado y de gran sensibilidad, por eso he procurado ser lo mas neutro posible para evitar susceptibilidades.
Un cordial saludo.
José Manuel

Rafael Alcorta ,  21 de julio de 2016, 20:47  

Enhorabuena por el post, Jose Manuel

Jose Manuel Seseña Molina ,  21 de julio de 2016, 22:57  

Muchas gracias Rafael por tu comentario.
Las imágenes son expresivas de la situación tranviaria de Madrid durante la Guerra Civil.
Un tranviario saludo.
José Manuel

Ernesto Fernández (alemania) ,  23 de julio de 2016, 20:56  

Oye, palabra, tu artículo sobre los tranvías de Madrid lo encuentro estupendo y te felicito por ello. Lo único que no me ha convencido del todo ha sido el comienzo, el rememorar ese tritísimo 18 de julio, fecha en que se sublevó una camarilla de militares con su cabecilla Franco (una de las figuras más repelentes de la Historia de España) contra el gobierno legal y democrático. Ahí tenías que haber sido un poquitín más duro. Y que nadie me diga que hay que olvidar..., ser objetivos..., dejar en paz al millón de muertos... Para mí eso no son otra cosa que subterfugios que pretenden desfocar el punto de vista histórico de los dos hechos decisivos: La sublevación de ese generalote y la matanza a ultranza que llevó a cabo entre los republicanos una vez terminada esa horrible guera. El Carnicero se cebó ¡en tiempo de paz! Por ello esos hechos han quedado grabados en sangre y se transmitirán, durante siglos, de una generación a otra.
Aparte de todo eso, como dije, te felicito por lo de los tranvías.

Jose Manuel Seseña Molina ,  24 de julio de 2016, 0:14  

Hola Eduardo:
Muchas gracias por tu comentario aportando tu punto de vista.
El libro de estilo que nos hemos autoimpuesto los que hacemos el blog es el de no hacer opiniones sobre los temas articulados y por tanto los tratamos, o al menos lo intentamos, hacerlos de forma neutra pues hemos de respetar las diferentes formas de pensamiento de nuestro gran abanico de lectores que, por los comentarios que han realizado en los años que llevamos haciendo esta labor divulgativa, sabemos que hay de las opciones posibles, y por supuesto en lo relacionado con la Guerra Civil también. Quienes hacemos el blog Historias Matritenses podemos tener entre nosotros opiniones convergentes o divergentes en los artículos que publicamos pero siguiendo nuestra propia autocensura no nos decantamos por ninguna opción por el respeto a quienes nos leen, nuestra razón de ser.
Evidentemente la Guerra Civil da para muchísimos temas y hemos escogido este por aquello de las dificultades de movilidad de los madrileños y como una forma de homenaje al personal tranviario que desarrolló su labor con muchas dificultades. Incluso dentro del tema tranviario se han quedado muchas cosas sin poner, pues hemos considerado que una pincelada es suficiente para hacernos una idea, sobre todo para los que como yo hemos tenido la suerte de no vivirla en directo al haber nacido unos años después, aunque pocos.
De nuevo un cordial y afectuoso saludo.
José Manuel

Jose Manuel Seseña Molina ,  24 de julio de 2016, 0:21  

Hola Ernesto:
Perdóname que te haya bautizado como "Eduardo". Tengo varios amigos que se llaman Eduardo y se me ha ido "la pinza".
Muchas gracias Ernesto por tu aportación de comentario.
Un cordial y afectuoso saludo.
José Manuel

Ines ,  18 de agosto de 2016, 11:50  

Hola, felicidades por la entrada, muy interesante el trabajo, la documentación, las fotos, el relato. Pero quería hacer un pequeño comentario: me ha sorprendido ver una marca de agua particular en fotos que proceden de otros blogs. Me refiero en concreto a las procedentes de esta entrada: http://florentinoareneros.blogspot.com.es/2012/11/puerta-del-angel.html y a las que proceden del "Foro del Viejo Madrid (http://viejomadrid.foro-activo.es/) y que son fruto de un largo trabajo de identificación, y ahora circularán con vuestra marca particular ¿?. Veo también que, como corresponde, en el caso de Crónicas de Retaguardia no se añade. También, las citas de procedencia son un poco confusas incluso con erratas (florentinoballesteros.blogspot??), en mi opinión incluir el enlace no estaría mal, pero si vuestra política es que no sea así, al menos estaría bien que figurara correctamente.

De nuevo enhorabuena, muchas gracias y saludos

Ines

Jose Manuel 19 de agosto de 2016, 11:32  

Hola Inés:
Muchas gracias por tu comentario sobre el contenido del artículo que solo ha querido ser una imagen visual del Madrid en guerra sin detalles de personas o grupos de partidarios de uno u otro bando.
Por otro lado lamentamos no haber puesto correcto el blog http://florentinoareneros.blogspot.com.es pues hemos cometido el error de poner equivocadamente el apellido ya que preparando uno sobre el mundo taurino ”se nos cruzó” el de un torero de antaño, sin mala fe por nuestra parte. Hemos procedido a corregirlo.
Las fotos que utilizamos son propias o de amigos nuestros y también libres en internet sin autor conocido, pero cuando no es así ponemos el blog donde están alojadas como también hacen con el nuestro de Historias Matritenses. Las que tienen la © de copyright cuando son de interés para el trabajo que queremos realizar, pedimos autorización y sí nos es concedida la ponemos y en caso de que no nos la den, desistimos como es nuestra norma de conducta.
Las de Crónicas de Retaguardia que llevan marcas de agua, aunque también las hay que circulan en internet sin ellas, están debidamente autorizadas por escrito y así lo hemos hecho constar en agradecimientos.
En Historias Matritenses marcamos todas las fotos que no traigan marcas. Eso no quiere decir que sean nuestras, las procedencias las citamos en el píe de foto siempre que las sepamos. Así si la foto es copiada sabemos que viene de nuestro blog, pero para nada significa que la foto sea nuestra, simplemente que ha sido copiada de nuestro blog.
Hemos sido activos colaboradores del Foro del Viejo Madrid, donde contamos con grandes amigos, aunque actualmente nuestros quehaceres no nos permiten tener una participación activa. Cuando se analizó esa foto nosotros también participamos, de hecho facilitamos planos los parcelarios del Ayuntamiento para su identificación.
Muchas gracias de nuevo por tu enhorabuena.
Un cordial saludo.
José Manuel

ines ,  2 de septiembre de 2016, 9:56  

Muchas gracias por la respuesta y también por haber corregido el nombre y añadido los enlaces. En cuanto a las marcas de agua, no me ha convencido la explicación, pero no tiene importancia, mucho menos al ver que añadís también vuestra marca de agua a las fotos de la agencia Magnum (en este caso de Robert Capa, precisamente una de las más famosas de la toma de Teruel). En todo caso, gracias otra vez por la respuesta y por la atención.
Saludos cordiales

Ricardo Márquez 2 de septiembre de 2016, 16:41  

Hola Inés. Muchas gracias por avisar del error de la foto de Teruel, ya está borrada. De las marcas de agua de contestaré a tu correo privado.
Saludos

Publicar un comentario

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados. En ocasiones puede dar problemas la visualización de la palabra de verificación (sale la equis roja), debes de dar PUBLICAR COMENTARIO, para que la pantalla se refresque y volver a la parte de abajo donde aparecerá el texto que has puesto y una nueva palabra de verificación. Aunque no te demos una respuesta de bienvenida a tu comentario -para evitar llenar la lista de comentarios- siempre será leído y desde aquí TE LO AGRADECEMOS sinceramente.

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba