Una habitación quemada – Ciudad Lineal – Entrega Segunda – Investigación

lunes, 1 de noviembre de 2010


Como continuación del artículo anterior de Irene, queremos presentar esta entrada que es el fruto de unos cuantos meses de búsquedas y la colaboración de muchos para encontrar una respuesta.

Siempre que damos con una foto desconocida, la dejamos en el escritorio y de vez en cuando echamos una ojeada o estamos atentos por si sale algo nuevo que nos de una pista. Estas fotos que hoy presentamos nos han acompañado durante casi dos años.

Las dos fotos aparecen en la web de Ventas - Ciudad Lineal en el recuerdo , de nuestro amigo Raúl, la foto que encabeza este artículo y la siguiente.


La única pista con la que contaban en Ventas Ciudad Lineal en el recuerdo, es que en el cartel pone "Ministerio de Instrucción Pública y Sanidad. Subsecretaría de Sanidad. Servicios de Higiene Infantil. Dispensario nº 4". El cartel es igual al siguiente, pero poco nos dice pues debe tratarse de un cartel con direcciones de Valencia [1].


Además de esto, contamos con que Valentín González, que es quien aportó las fotos, dice que es de tiempos de la República (lo que parece refrendado con el cartel) y que es de la zona de Ventas – Ciudad Lineal. Por la línea arquitectónica de la casa podemos decir que puede ser de los años veinte o treinta por el aire modernista que tiene.

En Junio de este año comenté el tema con Paco Fernández (Pacomarca). Él me dijo si podía tratarse de un antecedente de los colegios de la Ciudad Lineal del Auxilio Social. Aunque estuvimos buscando dos meses no encontramos ninguna pista.

La sorpresa fue a la vuelta de vacaciones, Paco encontró la siguiente foto en el diario ABC de fecha 20 de octubre de 1937.


Queda claro que se trata del Servicio de Higiene Infantil para lo que eran los pueblos de Canillas, Canillejas y Vicálvaro, y en buena lógica debía de estar cercano a la intersección de la calle Arturo Soria con la calle Alcalá por ser el sitio medio entre los tres municipios.

Incluso Paco se desplazó a un centro de higiene que todavía existe en la calle Siena esquina a la calle Buen Gobernador para ver si podía ser este, y aunque las barandillas se parecían mucho no era el mismo.

De repente recordé una foto que tenía sin localizar y que también tenía que ver con la infancia y la Ciudad Lineal. Se trata de una foto aparecida en la revista El Mundo Gráfico, también de 1937.


Lo más curioso es que algunos de los personajes que aparecen a la izquierda de esta foto también aparecen en la segunda foto. Sin embargo poco tiene que ver el tipo de construcción de la valla con el de la casa, pero después daremos una explicación.

De seguido empezamos a buscar en la hemeroteca noticias sobre el centro de higiene infantil. El 17 de octubre de 1937 encontramos la siguiente nota de prensa insertada en un largo artículo de la crónica del día.


Por lo que podemos asegurar al 100% que el centro fue inaugurado el día 17 de Octubre, y lo que es más importante, el centro estaba en la calle Arturo Soria. No obstante no encontramos nada nuevo en la hemeroteca, empezamos a sospechar si el centro no estaría cercano a la calle Arturo Soria, en lugar de en la propia calle.

Sin tener mucha confianza metimos una búsqueda en la hemeroteca digital del diario ABC, empleando la misma denominación que utilizaban en la República, y tuvimos suerte. El 26 de Abril de 1939 encontramos la siguiente referencia:


Con lo que ya teníamos el número de Arturo Soria. Aclararemos que en aquellos años la numeración de la calle Arturo Soria iba al revés que la actual, empezaba por Chamartín y acababa en la actual calle Alcalá, y la acera de los pares era los impares y viceversa. Aproximadamente el antiguo número 425 estaría más allá del cruce con José del Hierro y en la acera de los pares. La mala noticia es que este número, junto con los correlativos, no figuraba en la guía de la Ciudad Lineal de 1930, lo que nos hacía sospechar que pudiera tratarse de la denominada “zona rebelde”, así llamada por la CMU (la compañía constructora de la Ciudad Lineal de don Arturo Soria), por ser unos terrenos vendidos directamente por el marqués de Portugalete y otros al margen de la CMU. No obstante estos terrenos cumplieron en la mayoría de los casos las directrices marcadas por la CMU para la construcción y los vecinos fueron considerados parte de la Ciudad Lineal.

En este punto de la investigación entran en juego Irene y David. Les enviamos los datos y documentación que tenemos e Irene contesta de inmediato diciendo que es la casa que ella recuerda, la de la habitación quemada. Por su parte David nos hizo llegar el siguiente plano y las siguientes fotos:





Por lo que vemos en las fotos se trata del mismo chalet, pero lo que es más importante, el plano corresponde en forma y altura con la casa. Viendo otro plano de 1929 comprobamos que la finca ya estaba vallada en aquel año pero sin ninguna edificación, lo que explicaría la diferencia entre el tipo de construcción de la valla y el edificio.

Por tanto concluimos que el centro estaba en la calle Arturo Soria número 90-92 actual, justo en la esquina con la calle Marqués de Portugalete.

Con esto nos podríamos dar por satisfechos, pero seguimos investigando que fue de la casa. En Junio de 1965 encontramos en una esquela que en el número 90 de Arturo Soria tenían su sede las Siervas del Cenáculo, una congregación religiosa. La hermana Carmen nos atendió muy amablemente y confirmó que la casa es la que vemos en el plano, pero nos recalcó que ellas vivían en el número 90. El propietario de la casa en la que ellas vivieron fue Gobernador Civil de Granada. Hicimos una relación y cuadrando los años, creemos que el propietario era don Francisco Summers, abuelo de David Summers. Ellas estuvieron viviendo allí hasta principios de los setenta.

La hermana Carmen nos contó que los habitantes de nuestro chalet, el número 92, era un matrimonio que tenía dos hijas, una se casó con un descendiente de la aristocracia y la otra tenía el síndrome de down. Al abandonar la casa a principio de los setenta se fueron a vivir al Parque de las Avenidas. Cree recordar que el marido fue uno de los primeros empresarios dedicados al reciclaje y provenía de Cataluña.

Además las Siervas del Cenáculo nos dijeron que anteriormente donde ellas vivieron estuvieron las Oblatas de Cristo Sacerdote, otra congregación. Fuimos a ver a las Oblatas y nos recibieron con toda cordialidad la hermana Asunción y sus compañeras. Corroboraron que ellas vivieron en Arturo Soria, 90; pero lo que es mejor, nos dieron una fotocopia de la que fue su casa poco antes de ser derribada en los setenta.


A las espaldas de este edificio (Arturo Soria, 90), vemos el bloque de la calle Conde de Belchite. Las Siervas del Cenáculo nos confirmaron que ese fue también su hogar.

De nuevo en el diario ABC encontramos la siguiente noticia fechada el 16 de Agosto de 1975:


Lo que confirma el recuerdo de Irene sobre la habitación quemada. Puestos en contacto con el Cuerpo de Bomberos de Madrid, nos informan que es muy difícil que se guarden los datos de estos incendios. Dada la fecha (agosto), no es raro que esta noticia se utilizara para rellenar los huecos del diario.

Por último, el padre de José Ángel González, nos confirma que el chalet blanco de Arturo Soria 92, era conocido por los vecinos de la zona por El Barco.
-.-.-

Nuestro agradecimiento a: Las Siervas del Cenáculo, Las Oblatas de Cristo Sacerdote, al Cuerpo de Bomberos de Madrid y a José Ángel González.

Autores: Irene Morales Robles, Francisco Fernández, David Miguel Sánchez y Ricardo Márquez.
En este blog también colaboran: Ángel Caldito y José Manuel Seseña.

Fuentes utilizadas:
Diario ABC
Hemeroteca Biblioteca Nacional de España.

Notas:
[1] Los dispensarios de Madrid capital eran:

Grijalba, 21
Pasaje de Cartagena, 7
Lista, 37
Mesón de Paredes, 66
Abascal, 21
Menéndez Pelayo, 55
San Agustín, 11
Lagasca, 17

22 comentarios :

Anónimo ,  2 de noviembre de 2010, 0:13  

Me admira la insistencia y la precision con que investigais cualquier minimo detalle, y los blogs tan buenos y tan interesantes que haceis. Enhorabuena

Ricardo Márquez 2 de noviembre de 2010, 0:23  

Gracias Anónimo. En este caso el mérito es de todos los que hemos hecho la investigación.
Saludos

Anónimo ,  2 de noviembre de 2010, 11:26  

Mi agradecimiento y toda mi admiración por el estupendo trabajo que habéis realizado en este tema de la casa desconocida de Arturo Soria.
Partiendo únicamente de las imágenes de dos fotografías de más de 70 años, es muy meritorio lo que habéis hecho. Me imagino mucho tesón, paciencia y trabajo.
Mil gracias a los autores y a Historias Matritenses en general por recuperar nuestra historia!

Raúl Cabrera

Ricardo Márquez 2 de noviembre de 2010, 12:05  

Gracias Raul. Inclúyete tu también en el mérito por mantener nuestras historias. Gracias a tu web pudimos ver estás fotos que en otro caso hubieran quedado en el olvido.

Saludos.

Anónimo ,  3 de noviembre de 2010, 0:23  

Magnífico reportaje. No sólo os felicito, sino que también os envidio un poco.

Un saludo, Juan Ramón

Ricardo Márquez 3 de noviembre de 2010, 11:32  

Muchas gracias Juan Ramón en nombre de todos los que hemos colaborado en este tema.

Saludos.

Don Bernardino ,  4 de noviembre de 2010, 1:33  

Perdonadme si irrumpo en este artículo para interesarme por algo que no tiene casi nada que ver, pero me ha venido a la memoria por tratarse también de una instalación sanitaria. De mi infancia en el barrio de Retiro en la década de los sesenta, recuerdo que había un hospital abandonado en el que conseguíamos colarnos los niños del barrio y del que 'mangábamos' tubos de ensayo, probetas, bisturíes, productos medicamentosos indefinidos, etc. Todo un tesoro incalculable que llevábamos orgullosos a nuestras casas para desesperación de nuestras madres. Estaba en la calle Sáinz de Baranda, en la manzana delimitada por la calle Ibiza, pero lo que no consigo recordar con exactitud es si aquel viejo hospital, o laboratorio o lo que fuera, se encontraba entre Fernán González y Máiquez, o entre Máiquez y Antonio Arias. Sí recuerdo, por el contrario, que en 1970 ya fue demolido para construir un edificio de viviendas. ¿Alguien tiene alguna pista sobre el origen y nombre de aquella instalación?
Gracias, una vez más, a los responsables de este blog por el impagable trabajo que realizan y más para mí, que desde hace casi cuarenta años me tengo que conformar con ver Madrid desde la distancia.

Ricardo Márquez 4 de noviembre de 2010, 8:21  

No interrumpe para nada Don Bernardino. Es como siempre un lujo contarle entre nuestros lectores. Sobre la consulta que nos hace, y aun sabiendo que está un poco más alejado de donde recuerda, ¿no podría tratarse de alguno de los muchos pabellones del Hospital San Juan de Dios?. Le pongo un link donde puede ver un poco la historia y una foto.
http://www.madridhistorico.com/seccion7_enciclopedia/index_enciclopedia.php?id=H&idinformacion=705&pag=2#inicio2

Laredo ,  4 de noviembre de 2010, 14:43  

Excelente trabajo de investigación.
En el plano es la finca número 92. La calle Conde de Belchite sufrió unos cambios al tratar de suprimirla y prolongar la calle de Fernandez Caro. Fue fácil en las manzanas linderas con la calle de Arturo Soria, pero no fue posible por tener casas edificadas ya en la calle Conde de Belchite, en la acera de los pares, más hacia la calle General Aranaz, y se hizo una "U" de enlace, para dejar a estas casas con entrada, lo que hoy los técnicos llamarían un "bypass".
De todas formas lo importante es haber situado
correctamente el dispensario infantil, que queda claro estaba ubicado en Canillas.
Laredo

Migueli ,  4 de noviembre de 2010, 18:13  

Para Ricardo
a finales de los años 60 hubo un hotel, podía ser en la manzana, entre las calles Manuel Cavero, Jose María Cavero y Arturo Soria, que estaba aislado en un gran solar. En el se celebraban bailes durante los veranos. El titulo era "Isla de Gaby", y actuaban conjuntos musicales que empezaban a dar los primeros pasos.
Seguramente el organizador se llamaba Gaby, y recordaba algún concierto famoso en la isla.
El hotel del dispensario me ha recordado algunos edificios de la Colonia del Viso. Serí interesante saber si el arquitecto fue Rafael Bergamín.

Ricardo Márquez 4 de noviembre de 2010, 18:54  

Hola Migueli. Ando investigando lo que comentas de Villa Eloisa como esto. La casa blanca era de un matrimonio que estuvo en ella hasta principios de los setenta, con toda seguridad. También preguntamos lo de Bergamín en el COAM y en la Escuela de Arquitectura, pero no tenían nada. Sí que está claro que debió de ser un arquitecto modernista, como Bergami o Gutiérrez Soto.

Para que te hagas una idea. Irene fue a Toledo a visitar a las monjas, hemos tocado muchos palos para sacar este artículo.

La Isla de Gaby estaba hasta hace muy poco en la calle José Maria Cavero número 8. En él ensayaban gente muy famosa, como Los Pecos, Tequila, Pekeniques, Moris,........ pero nada tiene que ver con la casa que nos ocupa.


Saludos.

alfredo ,  4 de noviembre de 2010, 19:42  

Muy buenas a todos,

les envio algunas imagenes de Villa Rosa tomadas de un folleto publicitario suyo por si fuesen de su interés.
Observen como se autotilulaba, ni cabaret, ni sala de fiestas, PARQUE JARDIN.

http://img201.imageshack.us/img201/1915/villarosa.jpg

http://img44.imageshack.us/img44/8975/villarosa3.jpg

http://img263.imageshack.us/img263/6283/villarosa1.jpg

Ricardo Márquez 4 de noviembre de 2010, 20:04  

Mil gracias Alfredo. Podemos considerar de únicas estás imagenes, por su calidad y lo que nos aportan. Efectivamente, teniendo en cuenta la moral de aquella época, es lógico que no se "autodenomirana cabaret", no sería bien visto; pero si que está oculto un mensaje secreto y elitista en la publicidad. Alfredo, tomo estas imagenes para el artículo de Villa Rosa.
Un Abrazo
Ricardo

alfredo ,  4 de noviembre de 2010, 20:55  

Perdón Ricardo, me equivoque de hilo, lo siento.

Aprovecho para felicitar a todo equipo por el magnifico trabajo realizado.

Ricardo Márquez 4 de noviembre de 2010, 21:02  

Alfredo estas equivocaciones son lo que dan "vidilla" a este blog, y nos hacen ver y compartir unos legados únicos como "tu pequeña colección", que para si muchos querrían. Estoy seguro que todos los que formamos este blog, tanto autores como lectores, disfrutamos con las imagenes que nos aportas.
Un fuerte abrazo.
Ricardo.

David Sanchez 5 de noviembre de 2010, 8:54  

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Es un placer poder colaborar aunque sea con alguna pequeña aportación a este magnífico blog que nos ayuda a rescatar ese pasado no tan lejano y lleno de incógnitas.
Respecto a la autoria de los edificios es muy dificil concretarla, hay que tener en cuenta que en esta ciudad de "carton piedra" muchas de las construciones eran de "imitación". Pocos fueron los edificios realmente firmados por afamados arquitectos, más bien eran sencillas viviendas recubiertas o enmascaradas con piedra artificial y escayola. Por eso no es de extrañar que este edificio como muchos otros nos recordaran a obras de grandes arquitectos.

Gracias a todos, seguiremos investigando y revolviendo en el pasado para contarlo de primera mano.

Anónimo ,  10 de noviembre de 2010, 6:45  

Hola a todos y disculpas por el retraso en mis comentarios.

Ante todo, envío mis felicitaciones a Irene por su artículo (primera entrega) donde muestra sus aptitudes como escritora, uno más de sus muchos talentos ocultos.

A lo peor le desencantó descubrir el recorte de prensa donde se menciona el incendio; lo primero, por lo escueto y la poca importancia que parece dársele a un evento que había marcado su niñez; lo segundo, porque la información indica que ella y sus amigas llevaron su imaginación más allá de la realidad, pues no fue tal el “diabólico incendio que buscaba a su víctima.” Al final no se llegaron a conocer las causas, ¿verdad? Seguramente debe haber gente en Madrid que viviera en la zona en aquella época y aún se acuerde, aunque dar con ellos puede ser tarea casi imposible.

Gran trabajo del equipo investigador: ¡Vaya manera de enlazar los muchos cabos sueltos! De alguna manera, con esta y otras piezas, estáis reconstruyendo la historia de vuestra ciudad (que por unos años fue un poco mía también). Y lo bonito es que cambiáis los reyes y castillos de las “historias de la historia” por el barrio, que es donde vive la gente real.

Un saludo,
Javi

Irene ,  10 de noviembre de 2010, 12:02  

Muchas gracias por tus comentarios Javi. Efectivamente como tú bien apuntas me resultó un tanto decepcionante el encontrar un motivo tan simple para mi enigmático incendio. Pero ¿Quién sabe? ¿Podría haber otro a posteriori?. Seguiremos investigando....
Irene

Anónimo ,  9 de abril de 2011, 13:49  

Os copio enlace del mismo cartel con las direcciones de dispensarios en Madrid.El edificio es como los que siguen existiendo en la calle Grijalba, cerca de la Plaza de la República Argentina.
ttp://www.sbhac.net/Republica/Carteles/Babiano/Babiano.htm
http://maps.google.es/maps?hl=es&biw=1074&bih=872&q=calle%20grijalba%2021%20madrid&um=1&ie=UTF-8&sa=N&tab=wl
MAR

Ricardo Márquez 9 de abril de 2011, 22:28  

Muchas gracias Mar, impagable el enlace. Me parece una buena observación la que hacen en esa web, diciendo: "Nos tememos que los trastornos alimenticios de los niños no son más que la desnutrición causada por la guerra, y que la censura no permitía exponer tan crudamente en la propaganda". Sin duda esto debió de ser más cierto, la guerra agranda la miseria de los más pobres. Añado al artículo los datos del cartel.
Muy agradecidos por tu ayuda.

Ricardo Márquez 9 de abril de 2011, 23:10  

Añadida nota uno:
[1] Los dispensarios de Madrid capital eran:
Grijalba, 21
Pasaje de Cartagena, 7
Lista, 37
Mesón de Paredes, 66
Abascal, 21
Menéndez Pelayo, 55
San Agustín, 11
Lagasca, 17

Anónimo ,  7 de octubre de 2013, 19:27  

Para Don Bernardino

Yo también era de los niños que entraba en el laboratorio farmacéutico abandonado de la calle Sáinz de Baranda, los mayores nos asustaban con aquello de los fuegos fatuos (de muertos). Estaba entre las calles Fernán González y Máiquez, un saludo y enhorabuena por el blog y la participación de todos.
También hace mucho, 33 años, que por desgracia me fui de Madrid.

Pepe L.A.

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados. En ocasiones puede dar problemas la visualización de la palabra de verificación (sale la equis roja), debes de dar PUBLICAR COMENTARIO, para que la pantalla se refresque y volver a la parte de abajo donde aparecerá el texto que has puesto y una nueva palabra de verificación. Aunque no te demos una respuesta de bienvenida a tu comentario -para evitar llenar la lista de comentarios- siempre será leído y desde aquí TE LO AGRADECEMOS sinceramente.

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba