El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama (VI)

martes, 6 de marzo de 2012

Saliendo de Camorritos. Foto  José Luis Cortijo Martín 2005

Salimos de Camorritos, y la carretera, convertida ahora en camino de forestal, se aparta brevemente de nuestro lado izquierdo para inmediatamente cruzar y seguir entre el pinar por el lado derecho pero dejando de ir a nuestra vera. Desde aquí es todavía mas conveniente respetar la indicación que tienen todas las ventanillas del tren “Es peligroso asomarse al exterior” pues las ramas de los pinos pasan muy cerca e incluso las puntas de algunas chocan con la carrocería y se introducen en el resquicio abierto (1).

Cruzando el camino forestal, continuación de la carretera, a la salida de Camorritos. Foto José Luis Cortijo Martín 2005

Camino forestal a la salida de Camorritos desde el primer cruce de la vía

La vía continúa su ininterrumpido ascenso mientras vemos entre los pinos que el camino empieza a bajar ligeramente. En este punto, en el que está a punto de iniciarse la herradura del trazado por el circo de Siete de Picos, hay un claro en el pinar por el que podemos ver perfectamente el edificio de la estación de Siete Picos y la fuerte rampa que hay a su salida hasta coronar y pasar al otro valle, muy similar, no obstante, sobre la que estamos ahora. Es éste el lugar donde mejor se aprecia la fuerte rampa que tiene toda la línea al poderla comparar con otro punto del trazado.

A la salida de Camorritos después del primer cruce del camino forestal

Dos o tres cientos metros mas adelante, en plena ladera entre la vía y el camino forestal, está la fuente de la Charca, un buen lugar para que los senderistas hagan una breve parada y se refresquen.

Fuente de la charca. Foto Ezequiel Martín, www.cercedilla.net

Al lado derecho del camino hay un prado con una amplia edificación estilo tirolés que le da un aire muy alpino al entorno. Un poco mas allá está su acceso que tiene un cartel atemorizador con la leyenda “Cuidado con el perro”, hoy perfectamente informada la ciudadanía de la existencia de perros potencialmente peligrosos pero en la época tratada resultaba muy desconocida.

La diferencia de cota entre vía y camino se va haciendo cada vez mayor y además también se van alejando uno del otro hasta llegar a no ser visibles.

El camino, vuelve a recuperar altura al cruzar un arroyo y mediante una contracurva enfila una larga rampa en recta finalizando en una explanada, situada muy próxima a donde se empezó a construir el pantano de Camorritos sobre el río Pradillo, abandonado al poco de comenzar las primeras excavaciones cuando se decidió que el emplazamiento del abastecimiento a Cercedilla tenía que ser en Las Dehesas, cabecera del río Guadarrama.

El acceso al río, muy próximo, se hace a través de un pequeño sendero que baja hasta él. Luego es cuestión de encontrar alguna poza, todas de muy escasa profundidad, donde poder tomar un chapuzón o al menos mojarse los pies.

Camino forestal que conduce al último cruce de la vía y termina en el arrastradero de pinos

Algún tiempo después, no mucho, el camino forestal fue continuado, y describiendo una gran ese para ir ganando altura, alcanza la vía, la cruza y termina a unos doscientos metros de aquí, en una zona llana mas alta que la línea a la que se la despejó de pinar. La prolongación tuvo por objeto establecer un lugar de concentración al que bajaran todos los pinos desde el lugar de corte, arrastrados por bueyes, ocasionando con el paso por el mismo lugar repetidas veces que se hicieran surcos en el terreno.

Los pinos acumulados eran preparados aquí con las medidas adecuadas para poder cargarlos en enormes camiones que, según se dijo, iban destinados a los astilleros de Cádiz.

El camino forestal desde Camorritos, hubo que prepararlo adecuadamente para soportar el peso de estos grandes vehículos puesto que no todos los años se le arreglaban los surcos que generaban en la plataforma el deshielo y las aguas de lluvia en su libre curso.

Entrando en Siete Picos procedente de Cercedilla. Foto Justo Arenillas 1972

Llegamos a la estación de Siete Picos, enclavada en la parte baja de esta preciosa montaña, todavía en zona de pinar, pues algo mas arriba comienza la impresionante mole granítica. Es el primer tramo en horizontal desde que hemos salido de Cercedilla-estación que tiene la corta longitud de 80 metros.

Viaje inaugural en la estación de Siete Picos. Colección Javier Aranguren

La estación está dotada de dos vías con andén lateral y agujas talonables realizándose los cruces de trenes siempre por la izquierda según el sentido de la marcha. En la actualidad es el único punto del recorrido que mantiene las dos vías, aunque al estar enclavadas las agujas, es como si no existiera mas que la de circulación, pues la otra, antiguamente la descendente, muestra señales de abandono por la falta de uso (2).

Estación de Siete Picos. La vía de la derecha está fuera de uso y junto a ella el edificio de “La Casa Máquinas”. Foto Paco Zabala 1970

Esta estación es conocida por los ferroviarios, y también por los de Cercedilla antiguos, por “La Casa Máquinas” ya que junto a la vía descendente está el edificio para producir la electricidad que el ferrocarril necesita para su funcionamiento. Sobreelevada, junto a la vía ascendente, hay una casa en la que destaca sobre el dintel de la puerta el número “1”, algo chocante al ser la única edificación.

Se acaba de realizar un cruce en la estación de Siete Picos. Instantánea con teleobjetivo desde el pico Majalasna. Foto Antonio G. Portas 27-12-1982

Por segunda vez la línea eléctrica Tablada-Los Cotos pasa sobre el ferrocarril, haciéndolo por encima de las vías de la estación del lado Puerto de Navacerrada. La estación de Siete Picos no tiene acceso para vehículos y el número de viajeros que lo utilizan es nulo, excepto los ferroviarios que lo hacen por motivos de trabajo (3).

Subiendo desde la estación de Siete Picos en 1951. Colección Javier Aranguren

A la salida de la estación iniciamos una subida ziz-zagueante, con algunas trincheras abiertas en terreno pedregoso. La zona de pinar no es muy tupida lo que nos permite observar perfectamente el trazado inmediato de ascensión y también el recorrido que hemos realizado desde la salida de Camorritos; es una preciosa vista del valle y los pinos.

Subiendo desde la estación de Siete Picos, casi en el mismo punto que la anterior foto. Foto Ezequiel Martín,   www.cercedilla.net

Otra foto subiendo desde la estación de Siete Picos, mas arriba que las anteriores. Foto Ezequiel Martín, www.cercedilla.net

Terminamos la herradura por la que hemos transitado a través del circo de Siete Picos, accediendo seguidamente al valle del Puerto de Navacerrada a través de una curva a la izquierda, punto singular de la línea que merece un comentario mas detallado.

Si las circunstancias de disponibilidad de sitio en el tren lo permite, es aconsejable situarse en el lado derecho, pues hay una pequeña explanada que es un claro en el pinar, desde la que al pasar se pueden ver unas impresionantes vistas de gran parte de la sierra, divisando en días claros la zona de la antesierra. Por la noche el paso del “Eléctrico” nos sorprende con numerosos puntos de luz de poblaciones y urbanizaciones, ya abundantes en la época tratada, con lo que es fácil hacernos una idea de la situación actual en la que se “han puesto puertas al campo” por todos los sitios dejando que la Sierra de Guadarrama haya perdido su ambiente rural de antaño en la que su actividad principal era la ganadera de vacuno de leche y carne pastando en prados, y también la agrícola con sus huertos sembrados de patatas, tomates y judías verdes principalmente (4).

La inmejorable situación de esta explanada hizo que llegara a pensarse en la instalación de un edificio residencial de hostelería, pero al parecer se desistió por la cuestión del abastecimiento de agua, pues no había manantial adecuado y había que traerla desde lejos. Afortunadamente este problema fue suficiente para mantener intacto el lugar, en una época en la que no se tenía tanta concienciación de los temas medioambientales.

Detención del tren por falta de corriente en el paso de los Siete Picos al Puerto. Foto José Gascón 1947. Colección Javier Aranguren

Abajo el pantano de Navalmedio, embalsado por la aguas del río de su nombre procedente del Puerto de Navacerrada. Bajo él quedaron sumergidas “Las Retuertas”, zona como era conocido el río en la que abundaban pozas, algunas de cierta profundidad a la que acudían numerosos bañistas desde Cercedilla a pesar de la distancia y la frialdad del agua.

Su construcción, junto con los de Navacerrada y La Jarosa, fue realizada con posterioridad a  la época que estamos comentando, y tenía por objeto solucionar el angustioso problema del abastecimiento de agua a los pueblos serranos a consecuencia de la multitud de segundas viviendas que para disfrute de los madrileños se estaban construyendo por todos los lados.

Hacemos una parada virtual y nos quedamos contemplando las maravillosas vistas serranas de este excepcional enclave, de difícil acceso, hasta la próxima entrega.

Vista de conjunto de Siete Picos

Continuará nuestra evocación, y también reivindicación, del Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama.
-.-.-

Entregas anteriores:
El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama (I)
El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama (II)
El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama (III)
El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama (IV)
El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama (V)

Autor: José Manuel Seseña
En el blog Historias Matritenses también colabora Ricardo Márquez.

Agradecimientos:
A Javier Aranguren por la autorización para poder reproducir fotos de su colección, y también a Senén Fernández, José Luis Cortijo Martín, Ju5 (Lorena y Juan), Ezequiel Martín (www.Cercedilla.net), Gonzalo Fanjul hijo, Antonio Agulló, Carlos López Bustos, José Gascón, Jordi Ibáñez, Justo Arenillas, José Luis García Salazar, Antonio García Portas y Mercedes (Maquetrén), Jaime Fernández (Amical Ferroviaria), Mariano Orozco, Paco Zabala, César Mohedas y Manuel Cayola, cuyas fotos están intercaladas en las diversas entregas, grandes aficionados al ferrocarril y al Eléctrico en particular, algunos de los cuales ya no están entre nosotros. Asimismo también a todos aquellos que nos han dado su apoyo para realizar este trabajo.
También a las páginas web www.cercedilla.es, www.panoramio.com, www.newasport.com y www.drehscheibe-foren.de

Bibliografía
El Ferrocarril Eléctrico del Guadarrama, de Javier Aranguren.
Automotores Españoles (1906-1991), de Javier Aranguren.

Notas:
(1) Esta expresión en la época tratada daba lugar a otro tipo de interpretaciones. Mas recientemente, con el cambio de régimen, un partido político muy conocido hizo campaña con la frase “Por el cambio”, y en alguna estación de Renfe, con poco volumen de venta de billetes, tenía desde antes de que esto sucediera la indicación en las taquillas “Renfe no facilita el cambio”, lo que también dio lugar a comentarios y cambio del texto.
(2) Situación en el verano de 2009. En la consigna de Adif del 22 de Julio de 2010 la segunda vía no figura en el esquema de la línea.
(3) En cierta ocasión experimenté en Siete Picos para ir a Puerto de Navacerrada lo de la “parada facultativa”, instaurada bastantes años después para evitar paradas innecesarias, con el consiguiente ahorro de tiempo y también de energía en los arrancadas y en las frenadas.
(4) Independientemente de su connotación política, en la que no entramos ni valoramos, había una vista nocturna singular cuando en determinados días se iluminaba la cruz del Valle de los Caídos.

4 comentarios :

Pedro Gómez ,  7 de marzo de 2012, 15:48  

Hola José Manuel.

Gracias por esta nueva entrada, estaba impaciente por seguir montado en el tren sierra arriba, me has hecho recordar (como en las anteriores) los años en que lo recorria a pie, que recuerdos me trae la fuente de la charca, por cierto tienes noticias de si sigue con agua.

José Manuel el billete que he sacado era Cercedilla - Cotos, espero que no se pare el tren en la mitad del camino.

Un saludo.

Pedro.

Jose Manuel 7 de marzo de 2012, 17:44  

Hola Pedro, como siempre tan amable.
El viaje virtual para que el que has sacado billete, todavía tiene que hacer varias paradas puesto que acabará en Los Cotos y todavía nos queda bastante por llegar. Nosotros iremos mas lejos que el tren real puesto que ahora, por obras en el túnel, finaliza desde Noviembre en el Puerto de Navacerrada.
Respecto a la fuente de la charca, desconozco si sigue teniendo agua pero espero poder informar.
Las entradas que faltan están terminadas de texto y fotos, algunas veces resulta difícil tener que elegir cuales sí y cuales no. En este momento uno de nuestros habituales colaboradores está realizando una visita a pie por toda la línea, con lo cual se enriquece aún mas de fotos.
Los muchos temas que tenemos pendientes hacen que éste del Eléctrico se vaya dilatando en el tiempo pues además de ellos hay que ir poniendo los que puedan surgir por cuestiones de oportunidad e incluso aquellos que guardan relación con cuestiones conmemorativas, como es el caso de que en breve plazo va a haber dos artículos en tres entradas.
Un cordial saludo.
José Manuel

Manuel Romo 7 de marzo de 2012, 18:40  

Fantástico viaje en tren que evoca recuerdos de juventud, mochila y guitarra al hombro, no como los trenes de ahora en los que no parece contar el disfrute del trayecto.
La imágen del viaje inaugural en la estación de Siete Picos, impagable.
Felicidades y gracias por el recorrido.

Jose Manuel 7 de marzo de 2012, 23:08  

Hola Manuel Romo, muchas gracias por tu cariñoso comentario.
A los que nos ha salido el primer diente en Cercedilla y hemos viajado multitud de veces en el "Eléctrico", en el material "suizo", este tren nos trae imborrables recuerdos de nuestra niñez. Es una pena que los que tienen que mantener en este ferrocarril no lo hacen a nuestro gusto.
Un afectuoso saludo.
José Manuel

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados. En ocasiones puede dar problemas la visualización de la palabra de verificación (sale la equis roja), debes de dar PUBLICAR COMENTARIO, para que la pantalla se refresque y volver a la parte de abajo donde aparecerá el texto que has puesto y una nueva palabra de verificación. Aunque no te demos una respuesta de bienvenida a tu comentario -para evitar llenar la lista de comentarios- siempre será leído y desde aquí TE LO AGRADECEMOS sinceramente.

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba